Mapas mentales.

Los mapas mentales son una forma gráfica de representar ideas y conceptos. Como herramienta visual, permite presentar la información de forma estructurada ayudando al análisis, comprensión y síntesis. Sin duda, el inicio de la generación de nuevas ideas.

Un ejemplo de mapa mental de cómo debe hacerse un mapa mental es el siguiente:

Posibilidades y estructura de un mapa mental

Posibilidades y estructura de un mapa mental

El origen de la imagen es Buzan Centre Australia. Un buen lugar de recursos y aprendizaje.

Una posible forma de crear un mapa mental sería así:

  • INICIO. Comenzar en el centro de una página en blanco. Escribir la idea que intentamos desarrollar.
  • DESARROLLO. Crear los subtemas alrededor del tema principal conectando cada uno de ellos con el central mediante una línea.
  • REPETICIÓN. Repetir el apartado DESARROLLO tantas veces sea necesario creando así todos los niveles que necesitemos.
  • VISUAL. Utilizar símbolos y colores cuando lo creamos conveniente. ¡PENSAR EN VISUAL !
  • SIMPLICIDAD. Nombres cortos y simples. ¡Dejemos que funcione nuestra imaginación!
  • VARIACIÓN. Usa diferentes fuentes y tamaños, colores y alineamientos para llamar la atención.
Posibles usos de los mapas mentales

Posibles usos de los mapas mentales

En internet existen múltiples herramientas, gratuitas y de pago. Yo he probado tres y son las que comento a continuación:

  • MindJet MindManager.  Es una herramienta potente y está orientada al mundo de la empresa aunque eso no impide utilizarla en otros ámbitos. Es posible conocer la estructura de la Base de Datos. Si sabemos programar podemos plantearnos la posibilidad de cargar de forma automática información masiva como pueda ser el prospecto de una medicina o un código de barras con mucha información. Estaría bien transformar el complejo prospecto en un mapa mental lleno de colorido. MindJet MindManager es un gran estándar y existen múltiples plantillas en Internet. Podemos bajarnos una versión de prueba de 30 días. A partir de esa fecha debemos comprar el producto o bien conformarnos con el uso de visor de mapas mentales creados por otros.
  • FreePlane. Este producto no es tan sofisticado ni tiene la espectacularidad de diseño que ofrece MindJet. Lo que hace realmente atractivo al producto es que es “software libre” y por tanto gratuito. Es una buena forma de iniciarnos en el diseño de los mapas mentales.
  • Xmind. Es un producto con cierta consolidación en internet por lo que nos ofrece la posibilidad de encontrar bastantes plantillas predefinidas que nos sirva a  nuestro objetivo. Existe una versión “Personal” que es gratuita. Si se queda pequeño y deseamos mayores prestaciones existe una versión “Pro” que es de pago. Encuentro que la versión gratuita es suficientemente potente para satisfacer las necesidades de un debutante.

Como conclusión, es interesante abordar el concepto de “mapa mental” por su posible vínculo con nuestro hemisferio derecho. También conviene probar alguna de las herramientas que existen para trabajar con el ordenador sin olvidar la posibilidad de realizar modificaciones mediante otros editores gráficos.

¿Te atreves a mapear tu mente?

 

Enfocando la atención en un área del Mapa.

Enfocando la atención en un área del Mapa.

 

Un comentario en “Mapas mentales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s