Aprendiendo a delegar tareas.

He conocido, y sigo conociendo, grandes esponjas absorbentes de tareas, tareas,  y más tareas. No importa si esas actividades las consideramos nuestras o más bien responsabilidad de otras personas. Las adquirimos y las vamos poniendo en nuestra mochila. Como esponjas, vamos hinchándonos en el tiempo hasta que el sistema, colapsado, digamos que explota. Cada uno … Sigue leyendo Aprendiendo a delegar tareas.

Vida automática.

Parece que tengamos un cerebro perezoso que se encuentre cómodo con las repeticiones y rutinas diarias. La mayoría del tiempo actuamos como si estuviéramos desconectados de nuestro  dirigente cerebral. Cuando conducimos, subimos escaleras, nos rascamos y el resto de actividades cotidianas, nos da la sensación de que son actividades realizadas con muy poco esfuerzo intelectual. … Sigue leyendo Vida automática.